Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

6 visiones latinoamericanas para la recuperación inmobiliaria

Especialistas del sector en México, Brasil, Argentina, Panamá, Ecuador y Perú comparten estrategias para acelerar la reactivación.
mié 29 julio 2020 05:00 AM
Small House Models On Map
La región ha apostado por distintas estrategias para reactivar al sector, severamente afectado por el coronavirus.

La región latinoamericana será una de las más afectadas por la pandemia por Covid-19. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) pronostica una contracción de 5.3% en 2020, que traerá cambios estructurales en la organización productiva, el comercio internacional y el actual modelo de globalización.

Aunque cada país transita por distintas fases de la pandemia, Grupo Navent reunió a varios expertos en el Foro Latinoamericano Real Estate 2020 para plantear escenarios con miras al segundo semestre del año.

Publicidad

En México, la industria de la construcción estuvo considerada como esencial a mediados de mayo. De ahí que estuviera entre las primeras actividades en reanudar labores el 1 de junio con estrictos protocolos sanitarios.

Entre las oportunidades del mercado que vislumbra Julián Stastny, director de Desarrollo de Negocios en Homie, está continuar avanzando en el proceso de digitalización que permitió a inquilinos acceder a servicios de manera remota como recorridos, pagos de alquileres, contratos digitales, depósito en garantía.

En Brasil, durante la emergencia sanitaria 15 desarrolladoras inmobiliarias ingresaron en la bolsa de valores y tras concluir la restricción de movilidad ingresaron al mercado 1,000 unidades de vivienda, por lo que Alexandre Frankel, CEO de Vitacon, vislumbra fortalezas para el segundo semestre del año.

“Es complicado pronosticar un panorama certero postCovid; sin embargo, es un hecho que la construcción debe estar preparada para los escenarios más diversos. El secreto es saber cómo trabajar todos los ángulos de los perfiles de clientes y tendencias para desarrollar ofertas inmobiliaria más asertivas y flexibles”, asegura.

Dos tendencias que llegaron para quedarse son ecommerce y home office, las cuales tendrán efectos en la industria inmobiliaria tanto en el corto como en el mediano, considera Martín Boquete, director de Toribio Achával. “Hemos pasado otra crisis muy severas y en cada una la inversión inmobiliaria demostró ser el activo más sólido, con una recuperación más veloz de la esperada”, asegura.

En Argentina, la movilidad urbana, como una manera de responder a la necesidad de tener cercanía en los centros de trabajo y escolares, despunta la demanda de viviendas pequeñas en renta dentro de los primeros cuadros de las grandes urbes. El uso de espacios de manera flexible y con tecnología será una realidad cada vez más frecuente.

El gobierno de AMLO estudia dos ofertas de compra del avión presidencial

Publicidad

Por su parte, Laura Falantes, directora comercial de Farré, resalta que Panamá sigue teniendo un déficit habitacional, por lo que vislumbra oportunidades de crecimiento en la edificación de vivienda. Una de las tendencias con mayor fuerza ha sido crowdfunding, misma que muestra que existen alternativas de financiamiento flexibles.

Esta perspectiva positiva la comparte Byron Mora, gerente general de Bentho Constructora, quien refiere que con la llegada de la pandemia, en Ecuador se ha valorado más la vivienda, “sobre todo quienes tenemos un hogar propio, pues representa una seguridad. Sin embargo, muchas familias que rentan ahora se plantean la adquisición. En grandes crisis, hay grandes oportunidades, y Covid-19 no será la excepción”.

Sacar dinero de las Afores, la dolorosa decisión de los mexicanos en la epidemia

Si bien habrá un alza en el índice de morosidad, esto no representará un riesgo de colapso para la banca ni una burbuja inmobiliaria dado que el índice de colocación de créditos ha estado controlado.

Para finalizar, María Teresa Secco, gerente de MTS Real Estate, comenta que en Perú las actividades de las industrias de la construcción e inmobiliaria reanudaron durante la fase 2 de la pandemia. La especialista sugiere que las desarrolladoras analicen las necesidades específicas de cada cliente, pues los modelos de educación y trabajo se han modificado y, con ello, el uso de las viviendas.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad