Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

De inquilino a propietario, una alternativa para adquirir vivienda

Para quienes no tienen un crédito autorizado, el monto del enganche o la certidumbre de comprar un inmueble ahora, el modelo de renta con opción a compra puede ser la vía.
mié 02 septiembre 2020 05:00 AM
Suburban street
Las rentas suelen ser un poco más elevadas para abonar a los pagos en caso de que el esquema cambie a compra.

En esta época en la que muchas personas redujeron sus ingresos o prefieren ser cautelosas antes de adquirir compromisos financieros a largo plazo, como una hipoteca, habitar un inmueble en renta que en algunos años podrá transformarse en su propiedad tiene varias ventajas, desde probar previamente el espacio, las áreas comunes y el equipamiento urbano, hasta asegurar el precio actual.

El compromiso de pagar una hipoteca puede llegar hasta 30 años. Además, hay que tomar en cuenta que el enganche va de 10 a 30% del valor total del inmueble. Ante la falta de liquidez por parte de compradores, algunos desarrolladores abren la posibilidad de crear convenios de renta con opción a compra.

Publicidad

“Es como si existiera la posibilidad de rentar un auto por unos meses para corroborar que tiene las características idóneas y pactar un precio fijo. Otro beneficio es que ayuda a fortalecer el historial crediticio, por lo que a futuro las tasas y condiciones hipotecarias pueden mejorar”, explica Rodrigo Barrera, CEO de Hamoc, para quien este modelo inmobiliario será de transición, quizás para los próximos cinco años.

Si un desarrollador mantiene el precio actual de un inmueble en 2022, es un buen trato, opina el directivo, ya que deberían sumarse los intereses financieros sobre el monto completo del inmueble.

Ante la incertidumbre provocada por la crisis actual, agrega, existe mayor interés por “esperar y ver”. Para determinar si adquirir un inmueble es una buena decisión, existen modelos analíticos que ayudan a evaluar el valor de una opción de compra.

Claridad en cláusulas

Sin embargo, hay que considerar que el monto de la renta será más elevado que en un esquema habitual, ya que el desarrollador o propietario asegurará un precio que probablemente quedará por debajo en el momento que se realice el inicio de la compra.

Publicidad

Por lo general, los contratos de renta con opción a compra estipulan los plazos, que van de tres a cinco años para migrar de un modelo a otro, en donde se define qué porcentaje de los pagos en ese periodo será tomado como enganche o abono para liquidar el inmueble, comenta Marco Torres, gerente de Operaciones en Homie.

Los "anticorona" y "anticubrebocas" reúnen a miles de personas en Europa

Con la finalidad de evitar algún problema a futuro, acota, es importante que el convenio no sea de palabra, sino que los términos se establezcan a través contrato.

En opinión del directivo hay que tener mucha claridad en los términos del contrato. El plazo mínimo de tres años permite ahorrar para dar el enganche o liquidar la propiedad; “entre menor sea tiempo de habitar el inmueble, mayor será la cantidad a aportar”, enfatiza.

En opinión de Barrera, cada vez más cambiará la cultura de adquisición inmobiliaria, la cual estará enfocada a un razonamiento patrimonial.

Recomendaciones de expertos

  • Tomar en cuenta que habrá una sobrerenta.
  • Calcular pagos para no descapitalizarse.
  • Analizar bien la zona y qué transformación podría tener a futuro.
  • Consultar a algún asesor para obtener más rendimientos a largo plazo.
  • Establecer el tiempo más adecuado para activar la compra.
Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad