Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

No todo está perdido para el desarrollo inmobiliario de oficinas

La flexibilización y negociación de los esquemas de pagos impulsarán la recuperación del sector.
mié 09 septiembre 2020 01:21 PM
modern open space office interior with blurred business colleagues
La demanda de oficinas podría recuperarse a finales del 2020.

A pesar de que el home office está en tendencia debido a que se probó su efectividad durante la Jornada de Sana Distancia en México, como medida de prevención de contagios de coronavirus, la renegociación de renta, flexibilización en modelos de contratación y adecuación de espacios de oficinas, impulsarán la demanda de estos inmuebles en septiembre, informa la consultora Solili.

“Al continuar la incertidumbre del escenario actual los desarrolladores capitalinos conscientes de la alta desocupación que podría reflejarse en el mercado midieron el impacto de tener vacío parte de su inventario y analizaron formas más flexibles en cuanto a flexibilizar los mecanismos de pago, bien por la vía de ajustes en los montos o permitiendo entrega anticipada de parte del metraje original”, comunica en su reporte del mercado inmobiliario al cierre de agosto de 2020.

Publicidad

Los que tendrán mayores ventajas para ser ocupados son los corporativos clase A, que están bien posicionados en localización y características premium en sus edificaciones, ya que podrán negociar de mejor manera con las empresas multinacionales que tienen más recursos para adecuarse a los espacios corporativos.

“La presencia de nuevas empresas y manufacturas que se trasladan de China y otros países orientales hacia México podrán dar impulso a los mercados corporativos en el plazo de los próximos tres años, así mismo, la flexibilidad que están dando los propietarios en los contratos, especialmente al periodo de arrendamiento, la moneda, la adecuación de espacios, entro otros más, serán elementos que jugaran a favor y que en el corto plazo puede surgir efecto positivo para que la demanda repunte”, agrega Solili.

Periodo oscuro para el sector

Sin embargo, en la actualidad los números no son alentadores. A pesar de que a inicios del 2020 la demanda bruta había presentado incrementos anuales de 19%, las acciones tomadas durante los tres meses siguientes para aminorar el impacto de la pandemia, provocó que este factor cayera 42%; “debido principalmente a los ajustes que hicieron las empresas y en la que muchas de estas recortaron espacio arrendado, incluso otras desocuparon totalmente su espacio corporativo ocupado”.

De enero a agosto de 2020, la demanda de los espacios inmobiliarios corporativos sufrió una contracción de 32%, en donde los meses con mayor disminución fue en mayo y agosto, mes en donde normalmente hay una desaceleración de actividades debido al periodo vacacional, y que este año se profundizó debido a la incertidumbre de revertir la curva de contagios.

Durante este periodo la desocupación superó en 57% a los mismos meses pero en 2019.

En tanto que en los proyectos en construcción, que superan el millón de metros cuadrados, continúan. Pero la mayoría han extendido los plazos de entrega ya que buscan adaptarlos a tecnologías de comunicación para continuar siendo vigentes, además de nuevos esquemas de movilización de flujos de personas para evitar la conglomeración, elemento que influye en el contagio de enfermedades como COVID-19.

Estos DJ animan los partidos de futbol sin público en el Maracaná.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad