Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Tren México-Toluca, en la mira de las desarrolladoras inmobiliarias

El Tren Interurbano México-Toluca ha detonado proyectos inmobilarios a su alrededor por su conectividad, y esta tendencia aumentará una vez que entre en operaciones.
vie 20 noviembre 2020 05:00 AM
tren interurbano
El Tren Interurbano será inaugurado en 2022.

El Tren Interurbano México-Toluca ha empezado a detonar interés de inversionistas para el desarrollo de proyectos inmobiliarios y una vez que esté más cercana su conclusión, habrá un repunte de estos.

“Es un detonante porque al tener el Tren Interurbano nos estamos juntan una parte de la Ciudad de México con Toluca, entonces habrá varias terminales desde Zinacantepec, hay gente que se está acercando para vivir en Toluca, Metepec, zonas cercanas y mucha gente ya pide que sea cerca de las terminales“, señala Berenice García, vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) del Valle de Toluca.

Publicidad

El Tren Interurbano es un proyecto de 57.8 kilómetros de longitud que conectará a la Ciudad de México con el Estado de México y tendrá siete estaciones, cuatro de ellas en este último estado: Zinacantepec, Pino Suárez, Tecnológico y Lerma. Según las previsiones del gobierno federal, empezará a operar en 2023.

García describe que hay inversionistas que ya están desarrollando complejos departamentales en sitios cercanos a las estaciones ante una mayor demanda por inmuebles.

“Hay mucha gente que ya está comprando precisamente para invertir, aunque por etapas se está viendo el Tren y unas partes está parada“, comenta.

Las viviendas que estén cerca del Tren serán de valor medio a alto, menciona.

Asimismo, destaca que los lugares más demandados son Lerma, Ocoyoacac y la denominada Torres del Tecnológico en el Estado de México, debido a que se ubican más cerca de la Ciudad de México, de donde proviene la mayor parte de los compradores.

Según estimaciones del Centro de Formación Ferroviaria en Adofer (CFFA), el corredor del Tren Interurbano México-Toluca tiene un potencial inmobiliario exponencial, ya que una evaluación hecha por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), señala existen 29 kilómetros en seis municipios del Valle de Toluca donde casi la mitad de los predios, cerca de 30 mil, estaban desocupados al cierre de 2019.

Interés potencial

Desde que este tren empezó a construirse, a finales de 2014, hubo un interés por desarrollar proyectos inmobiliarios y hubo un incremento en el costo de los terrenos aledaños al proyecto, destaca Lorenzo Salomón Álvarez, presidente de la AMPI Toluca.

Sin embargo, cuando el desarrollo de la obra se frenó, hubo una mayor cautela en las inversiones.

“Pero ahora si ya se empieza a mover más esto, empieza otra vez el movimiento“, anticipa.

Comenta que esto generará que la plusvalía de las viviendas cercanas ya existentes se incrementará, aunque todavía no hay una estimación.

Además, aunque la venta de viviendas se ha visto afectada por la pandemia, una vez que el Tren inicie operaciones, habrá un repunte, considera.

“Asimismo, la gente empezará a comprar de nuevo, más que nada donde están las terminales. Ya teniéndolo en actividad, se detona más“, asevera.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad