Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Diseñadores fabrican piezas de ventiladores para pacientes de COVID-19

El gobierno fabricaría localmente 700, y ha comprado equipo a China y Estados Unidos, pero la emergencia ya satura hospitales.
vie 24 abril 2020 01:30 PM
Creative Designers Using 3D Printer
Creadores se unieron para fabricar ventiladores para pacientes con COVID-19.

En el pico de contagios por Covid-19 la Secretaría de Salud (SS) estima atender “a 15,000 personas críticamente enfermas en terapia intensiva”, de acuerdo con el subsecretario de esa dependencia, Hugo López-Gatell. Ese pico se alcanzaría hacia la segunda semana de mayo, de acuerdo con las previsiones de la SS.

Un elemento que puede hacer la diferencia en el éxito de la atención a esos pacientes críticos es la posibilidad de ser conectados a un ventilador/respirador, pero la insuficiencia de estos es tan grave que en los sistemas de salud se ha desplegado toda una estrategia alrededor de este tema. Incluso, los países más avanzados, como Estados Unidos, se han visto en apuros ante la alta demanda de este equipo.

Publicidad

La tarde del jueves 23 de abril la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla Roce, quien lidera el Programa emergente de innovación nacional que tiene como objetivo la fabricación nacional de estos ventiladores, aseguró que lograrán hacer 700 equipos para el 15 de mayo.

Y precisó que este viernes realizarán la última prueba de uno de los desarrollos del Cidesi, organismo dependiente del Conacyt, a partir de un diseño liberado por el MIT, y del que solo existe dos fabricados en España. De estos ventiladores fabricarían 200, y de otro diseño llamado Modelo Gatsi, 500.

El gobierno mexicano también asegura haber realizado ya compras de ventiladores a China y Estados Unidos, aunque recientemente el mandatorio estadounidense dijo que solo enviarían 500 de estos equipos a México. Según las más recientes cifras de la SS hay 11,633 casos confirmados de COVID-19, y de esos 4,127 están activos y se cuentan 1, 069 defunciones.

En medio de este apuro al menos doscientas creativos mexicanos, entre diseñadores, ingenieros y desarrolladores, se unieron hace algunas semanas para enfrentar desde sus trincheras los efectos del COVID-19 bajo la iniciativa Makers México, para fabricar de manera casera una pieza clave que permitiría duplicar la capacidad de cada ventilador, conocida como splitter Y, además de mascarillas de acetato.

En entrevista con Obras el arquitecto Juan Carlos Baumgartner, uno de los impulsores de esta iniciativa explicó que existían diversos esfuerzos de forma aislada por hacer algo ante esta emergencia, y se aglutinaron bajo la iniciativa de la Fundación TOM Global (Tikkun Olam Makers), de origen israelí pero con presencia en México y varias partes del mundo.

La fundación TOM es una organización de carácter civil que desde 2014 busca ubicar a los llamados makers (creativos) que tienen, en la mayoría de los casos, máquinas de impresión en 3D y capacidad de fabricar cosas, para conectarlos con esa parte de la sociedad que no ha sido atendida por los gobiernos en ciertas demandas, como las personas con discapacidad, las personas de las tercera edad o con quienes viven en pobreza, de acuerdo con el sitio tomglobal.org

Publicidad

Baumgartner explicó que las mascarillas de protección que están imprimiendo son una especie de diadema con un acrílico. “Hay una demanda enorme y mucha gente trabajando en hospitales no tienen este tipo de protecciones. Empezamos a imprimirlas de manera casera con nuestras impresora en 3D”.

Al tiempo que imprimían estas mascarillas, se enteraron de que en España estaban utilizando una pieza llamada splitter, que es una pieza con forma de Y, cuya función es duplicar la capacidad de un ventilador al permitir conectar a dos personas a un equipo y no solo a una. “No es lo ideal, pero para una emergencia puede salvar vidas”, expresó el arquitecto.

Baumgartner invitó al diseñador industrial Ariel Rojo a sumarse al proyecto. El diseñador revisó la pieza. “Tenía algunas formas de mejorarse. Ariel hizo una versión mejor que la que habían usado en Europa”, relató el director de Space.

Luego de varias semanas de estar reuniendo a makers con impresoras 3D y de hacer una cadena de producción de splitters en todo el país, han fabricado más de 1,500, pero la meta es hacer 3,000. Esa es “una cantidad teórica porque nadie tiene claro qué cantidad de respiradores hay en el país. En teoría hay 3,000 por eso la meta es producir igual cantidad, para duplicar la capacidad de respiradores”, dijo el arquitecto.

Autodesk, una de las marcas líderes en el desarrollo de software para impresión 3D, explica en su página web que este proceso permite producir objetos “a través de la adición de material en capas que corresponden a las sucesivas secciones transversales de un modelo 3D” y puede usarse con casi cualquier material, incluyendo hormigón o tejido vivo.

Algunas de las industrias que ya han adoptado este proceso son la aeroespacial, la médica, la automotriz y el diseño en general.

Baumgartner precisó que hay distintos tipos de esfuerzos: “Hay empresas en el norte del país, por ejemplo, que tienen varias impresoras, pero también tenemos un maker en Mérida imprimiendo desde su casa con una impresora familiar. La capacidad de respuesta entre uno y otro es distinta, algunos se tardarán 10 o 12 horas en imprimir una pieza, otros cuatro pero al final del día todos suman”.

Las personas que tienen impresora 3D y que están interesadas en ayudar pueden ingresar a la página makersmexico.org, ahí pueden bajar los archivos de todas estas piezas, los que están disponibles para cualquiera. Y quienes quieren ayudar pero no tienen impresora pueden realizar sus donativos en las misma página para la compra de material. Los hospitales interesados pueden solicitar ayuda en la misma página.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad