Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Consejos para comprar la mejor silla para trabajar

Herman Miller, marca creadora de la icónica silla Aeron, comparte cuáles son los elementos que se deben tomar en cuenta al elegir este tipo de mobiliario.
jue 10 diciembre 2020 05:00 AM
AIR_P_201703_0148.jpg
La silla Aeron ha aparecido, incluso, en capítulos de la emblemática serie Los Simpsons.

La salud y el bienestar de las personas ha tomado más relevancia en todos los ámbitos de la vida con la llegada de la pandemia de coronavirus. Desde actividades que propician estos beneficios, hasta espacios o mobiliario, las personas han adoptado nuevas maneras de cuidar de sí mismas.

Uno de los sitios en donde se ha puesto foco, por el tiempo que se pasa en ellos, son los lugares de trabajo. Ya sea en oficina o en el hogar, elementos como la iluminación, ventilación, escritorio y silla pueden hacer la diferencia en la productividad y comodidad en la jornada laboral.

Publicidad

“Sabemos que tenemos que estar enfocados en las personas, porque es lo que tiene vida, entonces todo lo que sean productos y experiencia del ambiente de trabajo tiene que ser principalmente dedicado a fortalecer y soportar las actividades de las personas que son el motor de las personas”, dijo María Paula Zajar, gerente de producto senior para América Latina de Herman Miller, firma experta en el diseño de muebles.

La especialista comenta que una persona, en promedio, usa 10 sillas distintas al día, en donde pasa 80% del tiempo, por lo que se convierte en uno de los objetos con los que más se tiene relación. Asimismo, se necesitan distintos tipos de especificaciones para cada silla. Las sillas de trabajo, por ejemplo, son clasificadas como de alta performance, explica María Paula Zajar.

La experta considera que al momento de escoger una silla adecuada para trabajar, esta debe cumplir con tres elementos: que permita el movimiento, que brinde soporte a toda la columna y que sea de un material que permita a la piel respirar.

“Debe permitir que si yo me muevo, la silla se mueva conmigo; el movimiento genera salud. Cuando yo lo hago, activo mi circulación y genero enzimas, como la lipoproteína que ayudan a estabilizar el colesterol, así que cuando se fomenta el movimiento, se reducen riesgos cardiovasculares relacionados con el sedentarismo”, explica.

Respecto a la columna, antes se creía que sólo era necesario un soporte lumbar, pero recientemente se ha descubierto que en la zona del sacro es en donde recae todo el peso de una persona sentada. Pero no sólo esta zona debe mantenerse estable; los mejores diseños de sillas de trabajo ponen atención en todas las zonas de la espalda.

Te recomendamos:

G-DE_SET_P_20110131_040.jpg

G-DE_SET_P_20110131_040.jpg

Silla Setu
Foto: Cortesía Herman Miller
W-HM_2515454_100114987_canyon_v1_001.png

W-HM_2515454_100114987_canyon_v1_001.png

Silla Cosm
Foto: Cortesía Herman Miller
G-HM_NYC_Loft_09_AeronDetail_007-Hero_20200305163805431.jpg

G-HM_NYC_Loft_09_AeronDetail_007-Hero_20200305163805431.jpg

Silla Aeron
Foto: Cortesía Herman Miller

En tanto que el material debe brindar confort térmico, es decir, que permita a la piel respirar y no provoque sudor que moje la ropa y a la larga cause fatiga. También debe ayudar a la estructura de la silla a distribuir la presión al sentarse.

Si una silla cumple con estos tres elementos, lo restante en cuanto a diseño y tamaño, dependerá de la persona que la elija y del uso que se le dará. En Herman Miller, por ejemplo, tienen diseños para personas que pasan mucho tiempo sentados, como gamers, con mayor movimiento o sin marcos para hacerla más sencilla.

China registra nuevo foco de COVID-19 y realiza pruebas masivas

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad