Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las bondades de la construcción con contenedores

OPINIÓN: Aunque no consideran que la arquitectura de contenedores se pueda clasificar como tendencia, han comprobado que tiene una gran aceptación por su estética fuerte y diferenciadora.
jue 29 enero 2015 09:26 PM
Casa rural
Casa rural - (Foto: Tomado de lacontenedora.com)

Sergio Noguera Rodríguez, arquitecto por la Escuela Superior de Arquitectura de La Coruña, España, habla a Obras sobre las bondades de la construcción con contenedores.

A pesar de que no considera que la arquitectura de contenedores se pueda clasificar como tendencia, ha comprobado que ésta tiene una gran aceptación en un público bastante amplio y lo atribuye a su estética fuerte, diferenciadora y "brutalista" (en el sentido de que el material se refleja tal y como es, con toda su dureza).

Nota: Contenedores, la alternativa que vino del mar

A modo de enumeración, define las principales ventajas del uso de contenedores en la construcción de edificaciones:

Ecología. Son reciclables, reutilizables y reducen el uso de otros materiales de construcción, compatible con el concepto de diseño 3R (reutilizar, reciclar y reducir).

Reducen el impacto sobre el terreno, pues no requieren de excavaciones, minimizando el daño al medioambiente. Facilitan las tareas de montaje y desmontaje, pues se pueden trasladar en camión, generando menos polución y ruidos.

Publicidad

Bajo mantenimiento. Por sus características, son fuertes, durables, apilables y modulares. Resisten las peores condiciones, desde climáticas (frío, calor, agua salada, vientos, aguaceros) hasta fuego y sismos, entre otras.

Flexibilidad. El carácter modular de los mismos permite crear estructuras cambiantes en el tiempo adaptándose a las necesidades de sus ocupantes. Su carácter móvil permite un fácil trasladado a otro lugar asegurando la inversión realizada.

Versatilidad estética. Es posible realizar infinitas combinaciones de acabados exteriores e interiores para reflejar el estilo personal de cada individuo. Puede optarse por no forrarlos y simplemente pintar la chapa.

"Solo tienen una limitación", señala Noguera, "y es la altura máxima de apilamiento, hasta 7 – 8 plantas. Fuera de esto, se puede realizar cualquier tipo de edificación sea cual sea el reto".

Economía. Se puede ahorrar dinero en la construcción propiamente dicha, permitiéndonos expandir el espacio habitable y/o invertir en el diseño interior, algo diametralmente opuesto a lo que sucede con una casa tradicional.

El ahorro podría llegar hasta un 30 - 35% respecto de la construcción tradicional, ya que no se requiere de cimentación ni muchas características de la obra negra. Mientras menos se manipule cada pieza, lo justo y necesario para aprovechar sus características propias, más se puede economizar.

____________________

* Directora de Proyectotal (proyectotal.com) y arquitecta por el Tecnológico de Monterrey.

Tags

Arquitectura
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad