Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Museo Soumaya: así nació el museo diseñado por Fernando Romero

Es parte de la Fundación Carlos Slim y busca mostrar obras de arte mexicanas y europeas de manera gratuita.
vie 06 mayo 2022 03:36 PM
Captura5.JPG
El Museo Soumaya en Plaza Carso se inauguró en 2011.

El norponiente de la Ciudad de México es conocido en todo el mundo por concentrar colonias como Polanco, en donde se concentran algunas de las viviendas más caras de la metrópoli.

Pero también, porque se encuentra un edificio que se ha vuelto icónico y favorito para tomar las famosas ‘selfies’ de los capitalinos: el Museo Soumaya en Plaza Carso.

Publicidad

Fundación e inauguración

Antes de que existiera el museo que llama la atención por su tamaño y forma, se creó el Museo Soumaya, Fundación Carlos Slim, con sede en Plaza Loreto. El objetivo fue coleccionar, investigar y conservar el patrimonio artístico de México y Europa para compartirlo de manera gratuita.

Fue nombrada en honor a Soumaya Slim Domit, esposa del empresario durante 33 años hasta su muerte.

En el lugar aún se exponen obras, pero la sede principal cambió el 29 de marzo 2011 cuando se construyó el edificio en Nuevo Polanco. En la ceremonia de apertura estuvieron personalidades como el entonces presidente de México Felipe Calderón Hinojosa y el escritor Gabriel García Márquez.

Un año después de su apertura registró más de 814 mil visitantes. La cifra ha incrementado y en 2016, hubo más de dos millones de personas.

El museo está abierto 360 días del año de 10 de la mañana a 18:30 horas.

Caso Línea 12, migración México-EU y agresión a periodistas en #LaSemanaResumida

Arquitectura del Soumaya

El edificio primero se hizo famoso por su forma. Fue diseñado por el arquitecto Fernando Romero con una estructura asimétrica, que no le da caras a las fachadas. Es decir, la figura se forma alrededor de un cilindro, con líneas suaves, que la Fundación define como con reminiscencias a la obra escultórica de Rodin.

El cuerpo, además tiene continuidad porque, además de una discreta puerta, no cuenta con ninguna sola apertura.

El inmueble mide 46 metros, con 17,000 metros cuadrados de construcción, y está cubierto con 16,000 placas de aluminio hexagonales, por lo que se refleja la luz del sol y las sombras del exterior.

“Es llamativo el hecho de que los paneles no se apoyan en el suelo ni se tocan entre sí, por lo que dan la impresión de flotar alrededor del edificio”, explican en la página oficial del museo.

En la planta más alta hay 100% luz natural debido a que la cubierta es semitransparente. Además, hay cinco plantas más que están conectadas por una rampa en espiral y elevadores.

 

Colecciones y salas

El Soumaya tiene un vestíbulo y seis salas. En el vestíbulo se encuentra la exposición permanente La Puerta del Infierno, una escultura de Rodin y Camille Claudel, creada entre 1880 y 1917. En ella se pueden ver figuras inspiradas en obras como Comedia de Dante Alighieri.

En las salas 1, 2, 3 y 4 también hay exposiciones permanentes: Asia en marfil, Antiguos Maestros Europeos y Novohispanos, y del Impresionismo a las Vanguardias. En la sala 5, se encuentra la muestra temporal 20 siglos de arte en México, y en la sala Julián y Linda Slim, está la Era de Rodin.

Beijing mantiene a millones trabajando desde casa para contener brote de covid

Programas sociales

Como parte de la fundación, el Museo Soumaya tiene actividades de Responsabilidad Social con las que ofrecen servicios, como reuniones previas con coordinadores de grupo, visita de mediadores e instituciones de asistencia, visita táctil para personas invidentes y débiles visuales.

Además, hay acceso a perros guías certificados, intérpretes de Lenguas de Señas Mexicana, conferencias y eventos culturales.

Igualmente tienen programas como Remontando el vuelo sobre la sensibilización de la discapacidad en México, La edad de bronce con atención a adultos en plenitud, La guarida de los niños de atención a menores de albergues, entre otros.

 
Publicidad
Publicidad