Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo ayudará la Política Nacional de Suelo al desarrollo de vivienda?

La Sedatu y el Insus presentaron la estrategia que regulará el crecimiento de las ciudades.
mié 12 agosto 2020 03:43 PM
new york city aerial view of the downtown
La PNS promete garantizar el acceso a viviendas en territorios con servicios e infraestructura de calidad.

Con el objetivo de regular el crecimiento de las ciudades y garantizar que las familias puedan acceder a suelo formal y adecuado de su vivienda, con espacio público, equipamientos, infraestructura, transporte público y actividad económica, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Agrario (Sedatu) presentó la Política Nacional de Suelo.

“Las ciudades del país se han configurado a partir de un modelo disperso de crecimiento urbano, cuyos costos rebasan la capacidad de las autoridades locales. La ocupación del suelo en sitios cada vez más alejados de las zonas urbanas consolidadas, sumado al aumento de la irregularidad, ha propiciado la segregación y fragmentación de las ciudades”, dice el documento publicado por la dependencia junto al Instituto Nacional de Suelo Sustentable (Insus), como problema a resolver con el nuevo estatuto.

Publicidad

Por lo que con la política se pretende que el Estado recupere la rectoría sobre el desarrollo urbano y la ocupación del territorio, y así garantice que el suelo cumpla con su función social y ambiental, y no sólo con la económica.

En el documento se establecen los principios, retos estratégicos y agenda de coordinación institucional para conducir la gestión del suelo y en el país y prever la demanda de territorio apto para todas las personas. Esto está alineado con el Plan Nacional de Desarrollo, la Nueva Agenda Urbana y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

La estrategia consta de 10 principios rectores que guían el cumplimiento de siete retos asociados a uno o varios problemas y costos que implica el actual modelo de crecimiento de las ciudades:

  1. La PN será promovida por el estado y establecerá las estrategias que contribuyan a ejecutar las políticas nacionales de Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano, Vivienda y Protección Civil.
  2. La base principal para la ejecución de proyectos y acciones de gestión del suelo es la participación, coordinación y concertación entre diversos actores sociales, económicos y órdenes de gobierno.
  3. Los instrumentos y proyectos de gestión del suelo garantizarán el derecho a la ciudad para todas las personas, pero enfatizando la inclusión equitativa de la población en situación de pobreza y asegurando para ella la ocupación de entornos seguros y sustentables.
  4. El interés público y social de las acciones de gestión de suelo será predominante sobre el interés privado, garantizando los derechos de propiedad y el cumplimiento de las obligaciones relacionadas con la propiedad inmobiliaria.
  5. Se reconoce la deuda histórica con la población más desfavorecida, por lo tanto, se dará prioridad a la generación de una oferta de suelo servido y bien localizado para resolver necesidades de vivienda de la población en situación de riesgo, rezago social y marginación.
  6. La gestión del suelo garantizará la preservación y restauración del equilibrio ecológico, la protección al ambiente y el aprovechamiento sustentable del patrimonio natural.
  7. Los proyectos de gestión del suelo aportarán buenas prácticas a los gobiernos locales para que promuevan y alcancen un equilibrio en la distribución de las cargas y beneficios del desarrollo urbano.
  8. La Política Nacional de Suelo buscará prevenir la ocupación irregular del suelo y contribuirá, mediante diferentes mecanismos y regímenes de propiedad, a ofrecer seguridad en la tenencia de la tierra, hasta erradicar la incertidumbre con que viven los posesionarios que no tienen derechos reconocidos por la ley.
  9. La Política Nacional de Suelo impulsará mecanismos para evitar la especulación del suelo y de la propiedad inmobiliaria, garantizando que el suelo urbano sea plenamente aprovechado, en particular los inmuebles no edificados, no utilizados o subutilizados.
  10. Se reconoce la necesidad de dar cabida a diferentes regímenes de propiedad e incorporar, de manera separada o combinada, los derechos de la propiedad social al ordenamiento territorial.
"Si hay un servidor público muy fantoche, ¡ayúdenos!" | #EnSegundos

Los retos son:

1. Recuperar la función social del suelo.

2. Contribuir a la planeación de ciudades resilientes y sostenibles.

3. Adaptar la regularización de la tenencia del suelo a los rezagos que ha generado el patrón actual de urbanización y ocupación territorial.

4. Gestionar suelo apto y bien localizado con sentido social.

5. Gestionar información territorial para la toma de decisiones.

6. Avanzar hacia la gobernanza territorial.

7. Promover la regulación y financiamiento para la gestión del suelo.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad