Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué era necesario rediseñar el espacio aéreo para Santa Lucía?

La primera fase del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, que se desarrollará entre 2022 y 2032, atenderá a 19.5 millones de pasajeros, 38% de lo recibido por el AICM en 2019.
mar 06 abril 2021 12:10 PM
106 Aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana
La inauguración se realizó en marco del Día de la Fuerza Aérea Mexicana

Se cumplió la primera quincena en la que los aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca, así como el de Puebla y Cuernavaca, operaron con el rediseño del espacio aéreo y con el nuevo Sistema Basado en Performance (PBN por sus siglas en inglés), que llegó para eficientar los vuelos que se llevan a cabo en la Zona Metropolitana del Valle de México, que en 2022 recibirán también a los del aeropuerto en Santa Lucía.

El Centro de Control México pasó la prueba de fuego: Semana Santa, temporada en la que los vuelos incrementan por el asueto y traslado a destinos vacacionales de todo el país. En comparación con el 2020, las operaciones comerciales crecieron 174%, indican datos del sitio Flightradar24.

Publicidad

“En este rediseño lo que se hace es cambiar el flujo de las entradas y salidas a México con ascensos y descensos continuos. Rutas definidas ahora para que las aeronaves recorran una menor distancia y eso se convierta en un ahorro en combustible, también se emitan menos gases contaminantes, es un beneficio para todos”, dijo Arely Gallardo Arteaha, jefa del Centro.

La modificación se comenzó a trabajar de lleno en diciembre del 2018 con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y los Servicios de Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), que desarrollaron un plan apegado a las normativas y tendencias internacionales, de ocupar mejor tecnología para hacer más seguros los vuelos, sobre todo ante el incremento de estos.

En la preparación para su implementación participó la empresa NavBlue y especialistas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), el Colegio de Pilotos Aviadores y el de Ingenieros en Aeronáutica.

Cabe recalcar que el sistema PBN ya opera en México en los aeropuertos de Cancún, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Acapulco y Zihuatanejo desde el 2005, pero ahora se incorporó al centro del país, ya que con la inauguración del Aeropuerto Felipe Ángeles incrementará el tráfico aéreo.

El país de las cuatro vacas por habitante busca una ganadería más verde

Anteriormente, las operaciones se realizaban con radioayudas convencionales, que tienen como limitante el poco alcance que hay en montañas y la definición del procedimiento en dos dimensiones, por lo que con un tercer componente operando se necesita cambiar de herramienta para garantizar la comunicación y seguridad.

El PBN utiliza infraestructura en tierra y satélites que eliminan este inconveniente. Con el rediseño, además, se establecerán puntos de entrada para el arribo de aviones y después entrarán en rutas o canales exclusivos que los llevarán a las terminales de destino.

Publicidad

La incorporación de Santa Lucía

El desarrollo del nuevo aeropuerto ubicado en el Estado de México está dividido en tres fases: la primera es la más inmediata, será de 2022 a 2032, la segunda hasta 2042 y la última terminará en 2052.

En la que se aproxima, se espera que haya 119,551 operaciones anuales de vuelos comerciales, 7,833 de carga y recibirá a 19.5 millones de pasajeros, es decir, 38.7% de los recibidos por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) en 2019.

Se estima que se alcanzará el mismo nivel de afluencia entre la segunda y tercera etapa, en las que se considera un desarrollo de 43.2 millones de personas a 84.9. El incremento responderá al aumento de posiciones en el edificio terminal y las remotas, que serán de 44 en un inicio y escalarán a 107 y 152 posteriormente.

Además de estas nuevas operaciones, se espera que aumenten las que se realizan en el aeropuerto de Toluca, que en 2018 sólo recibió a 690,000 pasajeros y en 2019 a 689,010. Por lo que se planea construir una pista adicional de 4.2 kilómetros, además de una segunda terminal, para aumentar su capacidad a 24 millones de viajeros al año.

5.2 millones de estudiantes dejan la escuela por el covid en México

Publicidad
Publicidad
Publicidad