Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ha caído la renta de viviendas en colonias demandadas de la CDMX

Por la crisis económica y el impulso del home office generados por la pandemia, los arrendatarios han optado por bajar los precios de la renta para evitar quedarse sin flujo constante.
mié 25 noviembre 2020 05:00 AM
Afternoon in Mexico City
En la CDMX bajaron las rentas a consecuencia de la pandemia.

Por la crisis generada a raíz de la pandemia, en colonias de la Ciudad de México como Del Valle o Narvarte, los precios de las rentas de viviendas han tenido caídas de hasta el 33.3%.

La vivienda renta se ha visto afectada, no en términos de demanda, pero sí en cuanto a los precios, explica Daniel Narváez, vicepresidente de Marketing de Lamudi.

Publicidad

Destaca que la gente sigue buscando vivienda en renta y prueba de ello es que este año se han realizado 35% más búsquedas de este tipo en el país, mientras que la de vivienda en venta solamente ha crecido en 7%.

“La gente al inicio de año estaba buscando una propiedad, pero tuvo que postergar esa decisión hasta tener mayor certeza económica de poderse comprometer de un crédito a largo plazo. Ahora ha migrado la tendencia y han aumentado las preferencias por la renta de propiedades“, comenta.

Sin embargo, por la crisis, los precios de estas rentas si han tenido que bajar ante los problemas económicos como pérdidas de 2 millones de empleados formales, según cifras de Infonavit, lo que incide directamente en la demanda de vivienda, señala.

Por ello, a nivel nacional los precios de renta de vivienda han bajado un promedio de 12%, aunque en la Ciudad de México, especialmente en la colonia Del Valle existen casos en los que se han bajado de 30,000 a 20,000 pesos, una reducción de 33.3%, de acuerdo con Lamudi.

“Es principalmente porque tanto los propietarios como los desarrolladores prefieren mantener flujo de efectivo, aunque sea menor, pero mantenerlo antes que arriesgarse por un lado a perderlo durante un tiempo más prolongado así como exponerse a volver a buscar nuevos inquilinos que paguen en tiempo y forma, que tengo hábitos sanos adecuados para el uso de su inmueble. Han tenido que optar por ser más flexibles“, explica.

Federico Sobrino, consejero del Instituto de Administradores de Inmuebles (IAI), menciona que al inicio de la pandemia en México, en marzo pasado, los arrendadores plantearon subir rentas por la crisis, pero al ver el contexto, tuvieron que ser más flexibles.

“Al paso del tiempo vieron que la gente daba por terminado el contrato de renta de manera anticipada“, recuerda.

Ante eso, se empezó a generar una tendencia para bajar las rentas.

Menciona que una de las razones de esta tendencia es que algunos inquilinos optaron por regresar a casa de sus padres, porque empezaron a hacer home office y no debían vivir cerca de sus trabajos o porque ya no podían seguir pagando.

Además, en algunos casos se trataba de personas extranjeras o de otras entidades del país que al no tener que acudir a sus oficinas de trabajo, tuvieron la libertad de volver a sus países o ciudades y no seguir rentando.

Como Eleonor, propietaria de un departamento en Coapa, Ciudad de México, que se enfrentó a que su inquilina dejó de rentar porque su trabajo ya no era presencial y decidió regresar a vivir en Hidalgo.

Tras un mes de tenerlo en renta, decidió rentarlo a alguien de su confianza, pero con una renta de 3 mil pesos, cuando previamente o alquilaba en 7 mil pesos. “Preferí hacerlo porque no encontraba a alguien que me lo rentara y era mejor tener una entrada (de ingresos), aunque fuera menos, pero tenerla“, cuenta.

Publicidad

Esto incluso provocó la terminación anticipada de contratos de renta y desocupación de inmueble, por lo que naturalmente como efecto de la oferta y la demanda, los propietarios empezaron a bajar las rentas, señala.

Narváez aclara que no se trata de que las propiedades hayan su perdido su valor porque eso no sucede en el sector inmobiliario y, por el contrario, dichos bienes generan plusvalía.

Donde se han detectado más bajas en las rentas de inmuebles en colonias céntricas con oferta de servicios y corporativos es mayor como la Del Valle, Nápoles, Narvarte, Juárez y Bosques de las Lomas, comenta.

“Esto es no solamente en la oferta de inmuebles que se están dando a nivel digital, todo que se anuncia, no solo en portales como Lamudi, sino también en el trato o mercado directo, porque al final no todos los inmuebles que están en oferta se anuncia en un canal digital“, aclara.

Asevera que las principales variaciones a la baja en precios de renta se han detectado en inmuebles que tienen rentas de 10,000 hasta 30,000 pesos.

EU supera los 12 millones de casos de COVID-19

El impacto varía

Pese a que los precios de renta han bajado por la crisis generada por la pandemia, no todos los inmuebles se vieron afectados de igual manera, aclara Narváez.

Los segmentos más altos, con rentas de 15,000 a 30,000 pesos, han sido los más afectados en sus precios, pero también en las búsquedas que se hacen para alquilar este tipo de propiedades.

Mientras que los segmentos medio y medio alto, de 5,000 hasta 1,000 pesos, han sido más buscados para ser rentados.

“Principalmente interés medio, de 5,000 a 10,000, los mexicanos es el tipo de propiedades que están buscando hoy en día“, asevera.

En lo que va de este año, se han buscado 16% más viviendas con rentas de 5,000 a 10,000 pesos contra el total de búsquedas realizadas en igual lapso del año pasado, de acuerdo con Lamudi.

Publicidad

En tanto que las viviendas de interés social, de menos de 5,000 pesos, han registrado un incremento anual de búsquedas de 7%.

En tanto que las viviendas residenciales, de 10,000 a 15,000 pesos, tuvieron un aumento de sólo 4%.

En contraste, las viviendas de los segmentos residencial y premian, viviendas de más de 15,000 pesos, han tenido caídas anuales de 16 y 50%, respectivamente.

“Ahí está principalmente el mayor reto hablando de este tipo de operación en México, en general la demanda inmobiliaria por supuesto el factor económico y la incertidumbre económica son los principales retos a resolver“, señala.

Arqueólogos descubren más de cien sarcófagos intactos en Egipto

La renta se flexibiliza

Sobre menciona que, ante esta situación, en el Código Civil no se establece que los arrendatarios puedan dejar de pagar renta de vivienda por algún plazo, pero los propietarios han sido flexibles ante ello.

“Se pueden llegar a otro tipo de acuerdos, por ejemplo, una quita de rentas, una transmisión del adeudo a meses posteriores, pero principalmente se debe ver el arrendamiento como un ganar-ganar”.

Bajo ciertas circunstancias deben beneficiarse a las dos partes y, aunque algunos contratos se dieron por terminados anticipadamente, muchos otros siguen vigentes con bajas en precios de renta.

Además, en algunos casos, los arrendadores han aceptado diferir algunos meses de renta para así evitar quedarse sin ese recurso ante una eventual desocupación.

“Hay una solidaridad y un entendimiento de la situación“, sostiene.

Agrega que esta tendencia se mantendrá al menos lo que resta de año y parte del próximo, lo que en gran medida depende de que se cuente con la vacuna contra el Covid-19 y haya condiciones para retomar actividades como ocurría previo a la pandemia.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad