Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El ladrillo entra por fin a la era digital

Las ‘inmobiliarias tecnológicas’ o PropTech buscan ganarse su lugar en el real estate desde hace una década. La pandemia les trajo la oportunidad para consolidarse en la industria.
lun 13 septiembre 2021 05:00 AM
La evolución de las Proptech en el último año
En México, la venta tradicional de vivienda tarda 18 meses en concluirse.

Levantarte temprano, ir a tu colonia favorita de la ciudad —o a la que te queda más cerca del trabajo—, caminar cuadra por cuadra, anotar los números de los carteles de “se renta” o “se vende” de los edificios y ventanas de viviendas que te llaman la atención, marcar por teléfono, agendar visitas, realizarlas, comenzar con el papeleo… Todo ello para, quizá meses después, tener por fin un nuevo hogar.

Esta ya no es la realidad de muchas personas que durante la pandemia decidieron mudarse y utilizaron plataformas digitales especializadas en la gestión de ‘real estate’ o bienes raíces. Ahora, con unos cuantos clics en páginas de internet o aplicaciones se pueden alquilar o comprar viviendas, gestionar condominios y rentar oficinas.

Publicidad

Conocidas como PropTech (Property Technology), las plataformas especializadas en el real estate crecieron de manera acelerada durante los últimos cinco años, pero la pandemia empujó aún más su popularidad al convertirse en la opción ideal para continuar con transacciones inmobiliarias a distancia.

En la crisis, los mexicanos pasaron 25% más tiempo navegando en las páginas de internet de venta de vivienda, y la intención de compra pasó de 11% a 30%, según un análisis de 2020 de la empresa digital de marketing de inmuebles Perfilan. Incluso algunas vivienderas, como Javer, apostaron por la comercialización de sus unidades mediante herramientas digitales, que representaron el 60% de sus inmuebles vendidos durante el primer trimestre de 2021.

La importancia de las PropTech se ha multiplicado en los últimos años. En 2016, las empresas de este ramo alcanzaron una inversión de 7,000 millones de dólares a nivel mundial, según datos de Statista. Dos años después, el monto alcanzó los 18,000 millones de dólares a través de 500 operaciones de financiamiento. Un año más tarde, las transacciones crecieron a 510, y en 2020 bajaron a 501, ante la caída del sector inmobiliario.

Algunas de las PropTech más populares del mundo son WeWork y Airbnb, que han recibido inversiones por 22,600 y 4,400 millones de dólares, respectivamente.

Sismo de 7.1 sacude el centro del país

Los nuevos negocios

Hay otros casos de éxito de plataformas jóvenes que vieron el resplandor durante el último año. LaHaus, una empresa de origen colombiano-mexicano, experimentó un crecimiento de 258% de 2019 a 2020. Es el desarrollo que esperaba para una década entera, y la cifra es resultado del apoyo que brinda a las inmobiliarias tradicionales. Para el segundo trimestre del año, la startup superó los 1,000 millones de pesos en transacciones.

Su sistema es simple: poner a la venta inmuebles verificados, haciéndose cargo de todo el proceso de comercialización junto al desarrollador o las personas propietarias, hasta reducir el proceso de compra a seis días, beneficiando a las empresas y a los clientes. El tiempo se acorta debido al uso de herramientas digitales que permiten, por ejemplo, organizar recorridos virtuales.

“Nos tenemos que ir adaptando. El uso de la tecnología no nos había parecido necesario hasta antes de la pandemia, las ventas se iban dando de manera constante en años anteriores. Pero la pandemia nos obligó a usar estas herramientas. Nos asesoramos con gente de este rubro y entendimos que esto era una pieza clave que nos faltaba, así que comenzamos a platicar con LaHaus”, cuenta Inés Martín del Campo, project manager en Arquitectoma, una compañía desarrolladora de proyectos como Chapultepec UNO.

“Cuando comenzamos a trabajar con LaHaus, establecimos como meta vender 40 unidades en cuatro meses. Lo lograron en una semana, y en el tiempo planteado llegaron a los 80 departamentos”, agrega Jorge García Sainz, también project manager en la misma firma.

 

Ambos consideran que los resultados se dieron por su ‘expertise’ en el mercado inmobiliario, su conocimiento del cliente y la mezcla con la tecnología que LaHaus tiene disponible. Después de esta experiencia, la empresa está decidida a continuar con el uso de estas herramientas en más proyectos para que, independientemente de la situación sanitaria, pueda llegar a más clientes.

Este caso de éxito se ha convertido en una constante. Flat.mx es otra PropTech con poco tiempo en el mercado y buenos resultados, nominada a los premios PropTech Latam de 2021.

La empresa trabaja en dos vertientes: permite que propietarios y brokers publiquen anuncios de venta de vivienda (siempre verificando que estén en buen estado), y compra inmuebles usados para después comercializarlos. Su promesa es que las personas que buscan vender su inmueble recibirán una oferta en menos de 10 días y el pago al contado en 48 horas. También tiene la opción de intercambio de departamentos, donde se ofrece vender por alguno que Flat tenga disponible.

El río Paraná sufre su peor baja en más de medio siglo
No videos available

“Hemos levantado inversión por más de 10 millones de dólares, que hemos invertido a lo largo del último año y medio, aunque la mayor parte en estos últimos seis u ocho meses. Trimestre contra trimestre estamos creciendo más de 70%, y eso es súper acelerado, al contrario de lo que veíamos antes”, cuenta Bernardo Cordero, cofundador de Flat.mx.

Este tipo de plataformas no sólo representan un beneficio al negocio mismo y a sus clientes, también aportan información de valor al mercado e innovan en la creación de tecnologías que eficienten los procesos.

“En México no existe un repositorio central de información de valor de las propiedades y de las transacciones. Nosotros recuperamos esta información y generamos algoritmos que nos permiten predecir el valor de las propiedades. Eso es algo que va a beneficiar al sector”, explica Cordero.

 

Otra plataforma con un modelo similar —lograr ofertas de compra de inmuebles en menos de diez días— es TuHabi. Nació en Colombia, pero tiene planes de expandirse a México.

“En la mayor parte de Latinoamérica, vender una vivienda es un proceso que toma entre diez meses y un año y medio. Las entidades financieras tardan entre cinco o seis meses en fondear una vivienda en Colombia, y sabemos que en México puede ser más o menos lo mismo. No puede ser que la tecnología haya resuelto problemas mundanos y de todos los días, como pedir una hamburguesa, y a la hora de vender un inmueble te puedas enfrentar a este nivel de ineficiencia”, comenta Sebastián Noguera, CEO y cofundador de TuHabi.

Su llegada al mercado colombiano llamó rápidamente la atención de los inversionistas: recientemente cerró una inversión Serie B por 100 millones de dólares, liderada por el fondo global Softbank (que en el pasado apostó por ‘emprendimientos’ como Alibaba, Uber y WeWork). Los recursos los ocupará para comenzar operaciones en la Ciudad de México.

“Queremos replicar esto en México y sabemos que es un mercado mucho más grande, con otros jugadores en la categoría. Queremos entrar a invertir fuerte, inyectar liquidez y simplificar la vida a las personas, con un equipo de 300 personas que se desarrollará en los siguientes 12 meses”, destaca el directivo de TuHabi.

El río Paraná sufre su peor baja en más de medio siglo
No videos available

Detrás de la fachada

Hay otras herramientas digitales que participan en el sector, pero no de manera directa en la venta de viviendas. Su tecnología ayuda a crear datos que permiten a las desarrolladoras y los bancos eficientar desde la comercialización de inmuebles hasta sus avalúos.

Una de ellas es Perfilan, que automatiza la publicidad para el real estate. “Con la pandemia, mucha gente ha usado los medios digitales para vender casas. Va de la mano con que la publicidad que se empezó a dar para buscar vivienda nueva dejó de verse en espectaculares y medios tradicionales. Cambió a las plataformas digitales”, dice Alfonso Aguilar, CEO de la empresa y cofundador.

“Perfilan es una plataforma que automatiza ese marketing. Nuestro cliente (que es un desarrollador de vivienda) entra a la plataforma con un proceso de perfilación y el algoritmo da una calificación que ayuda identificar quiénes tienen mayor probabilidad de compra”, explica el directivo.

 

Los resultados indican que el sistema puede vender 6.5 veces más, ya que permite concentrar la operación en los clientes más seguros y reduce en cinco veces el costo de inversión en publicidad.

La plataforma surgió en 2015 y, hasta el momento, ha ayudado a vender más de 4,000 propiedades con un valor de 12,000 millones de pesos. De septiembre de 2020 al final del primer semestre de este año, el número de personas que se inscriben a la prueba gratuita (que dura 30 días) ha crecido ocho veces. Después, según Aguilar, un 40% de las personas decide quedarse de manera permanente con los servicios. Antes sólo lo hacía 20%.

Otra compañía relacionada al sector que también trabaja con datos es Intelimétrica. No es exclusiva del desarrollo inmobiliario, pero ha colaborado con empresas privadas y públicas como Fovissste, Infonavit y Credijusto.

La empresa nació hace siete años por el interés de un grupo de egresados de Harvard en aplicar ‘advanced analytics’ y ‘big data’ al mercado hipotecario mexicano, ya que se dieron cuenta de que era un sector sin atender.

“El primer proyecto fue con Infonavit. Tenía la necesidad de entender los valores de su cartera. Cuenta con millones de garantías, era un tema sumamente complejo, e Intelimétrica tuvo que centralizar toda la información, limpiarla, depurarla, transformarla, integrarla en bases de datos y aplicar algoritmos para evaluar estos activos. A lo largo de estos siete años, pasamos a tener varias docenas de clientes distintos y un producto enfocado a la valuación automática”, comenta Fernando Vázquez, director de estrategia y negocios de la compañía.

La empresa también vio un incremento en la demanda de sus servicios con la pandemia, ya que con la digitalización de sectores y la banca, recurrió a las herramientas digitales para tener una mayor reactivación, y pronostica que al cierre de 2021 sus ingresos habrán crecido 30%.

El sector tiene un futuro prometedor. Hay más de 2,000 empresas registradas, y según Deloitte, 97% de los inversionistas inmobiliarios incrementarán sus inversiones en el mundo tomando decisiones a través de la tecnología. Y los recorridos virtuales serán cada vez más comunes: Goldman Sachs estima que, en 2025, el valor de la Realidad Virtual superará los 2,600 millones de dólares.

Publicidad
Publicidad